Buscar
Generic filters
Filter by Custom Post Type
Marcas
Abco
Agrowatt
Arja
Bekaert-Maccaferri
Bereket
Bieffe
Billy Goat
Blackdiamond
Bmtp
Bolens
Bomag
Boscaro
Carpet
Cimar
Cipatex
Classen
Cmi
Cub Cadet
Davino
deut
Deutz
Dr
Eder
Edilgrappa
Emaresa
Fastverdini
Gaomei
Generac
Genpack
Ghibli
Green Power
Grillo
Holtec
Hybrid
Hycon
Incomagri
Inmesol
Kohler
Krafter
Lancman
Lava Wet
Logosol
Lombardini
Loncin
Luster
Meiwa
Mfw
Mirafi
Mtd
Oli
Pinosa
Polyfelt
Pongal
Pulex
Pulitecno
Ravo
RCM
Robin-Subaru
Rovatti
Schwing
Silla
Siplast
Skyjack
Soga
Soteco
STIHL
Stonekor
Sumner
Swissmex
Terradonis
Tornado
Tracker
Trapp
Trex
Troy-Bilt
Umacon
Werk
Yard Machines
Zanon
Categorías
Agropecuario
Aseo Industrial
Construcción
Forestal
Generadores
Mantención de Áreas Verdes
Metalmecánica
Motores
Mundo del Arrendador
Riego

    Creación la Gerencia de Gestión de Personas y Emaresa Gestión y Servicios

    Creación la Gerencia de Gestión de Personas y Emaresa Gestión y Servicios

     

    Nuevas instalaciones La Divisa

    Nuevas instalaciones La Divisa
    Integración Inamar/Vapor Industrial

    Incorporación de Vapor Industrial

    Se incorpora al Grupo Emaresa la firma Vapor Industrial; empresa que por más de 40 años ha dedicado sus esfuerzos al desarrollo y profesionalización de la calderería pesada en Chile, fabricando equipos de alta complejidad para los diversos sectores industriales, tales como estanques GLP, equipos para Centrales Hidroeléctricas, equipos asociados al mercado de la calderería y distribuidoras de gas licuado, entre otras”

    Incorporación de Inamar

    Año 2011. Dando un gran paso en el mercado, Emaresa decide adquirir la empresa Inamar ubicada en la comuna de Renca, compañía con 65 años de experiencia y líder en el mercado de las soluciones de ingeniería y equipos de levante. dentro de los positivos efectos de esta incorporación, destacan las ventajas competitivas derivadas de las sinergia y las nuevas oportunidades de desarrollo y aprendizaje para los trabajadores. La integración y la gestión coordinada, marcan la sólida labor de ambas empresas, que en conjunto cuenta con una superficie disponible de 150 mil metros cuadrados.

    Nuevo Centro de Distribución

    Desde el año 2001, le empresa contaba con una bodega de seis mil metros cuadrados que había sido construida con el objetivo de ser arrendada. Durante varios años fueron alquiladas a Emasa, pero a partir de 2008, Emaresa comienza con su uso directo triplicando su capacidad de almacenaje, el que igualmente no bastó. Tres años más tarde, se amplía el espacio de bodegaje a piso a más de 20 mil metros cuadrados, gracias a un contrato a largo plazo con los terrenos colindantes. Al año siguiente, el espacio vuelve a crecer con la inauguración de una moderna bodega de 4 mil 500 metros cuadrados.

    Mayores desafíos, nuevas Unidades de Negocios

    La consolidación de Emaresa en el mercado y la capacidad para desarrollar nuevas oportunidades de negocio, marcan el crecimiento de las empresa. A la operación de ese momento, la llegada del nuevo milenio va sumando las nuevas divisiones de Aseo Industrial, Distribución y Generación, que responden a la filosofía de la compañía de ser especialistas y trabajar con una independencia operativa que genere beneficios para el cliente. Al instinto, se suma una metodología que da forma al futuro de la empresa y la proyecta en el largo plazo.

    Nuevo edificio corporativo para los 20 años

    Ya en 1990, necesidad de un lugar más amplio para trabajar con las vigas, se hizo cada vez más clara. Bastó que un día Wolfgang Lein llegara a la empresa por un camino distinto al habitual, para notar que un terreno muy cercano a las instalaciones estaba en venta. Pertenecía al Molino Geredia y las condiciones comerciales se ajustaban perfecto a las expectativas del empresario, quien tres años después, cortaba la cinta que dio por inauguradas las oficinas y galpones ubicados en calle Santa Adela en Maipú y que hoy albergan a los trabajadores de Emaresa.

     

    Más personalidad y más infraestructura

    Una nueva ley sobre sociedades anónimas en Chile, motivó a los ejecutivos de la empresa a diferenciarse aún más en el mercado. Así, se deja atrás el nombre Emasa y se estrena Emaresa, con el apellido Ingenieros y Representaciones. Este paso a la adultez, también llevó consigo el traslado de las funciones a los primeros galpones de calle Santa Adela, dando una holgura operativa añorada por esos días. Mil metros cuadrados y un container, recibieron a un equipo de 27 personas, quienes continuaron trabajando focalizados en las áreas de Construcción, Forestal e Industrial.

    1972 – Nace Emaresa

    Nace Emaresa mientras el país vivía un clima político más bien beligerante, en las oficinas de Emasa se trazaban las primeras líneas de lo que pronto sería Emaresa. De la mano de Raúl Espejo y Marile Sieberg, el ingeniero civil Wolfgang Lein vio en la contingencia una oportunidad que no dudó en tomar. En su visión y compromiso con el trabajo, se fundaron los primeros pilares de una compañía que ya cumple 45 años. No fueron años fáciles, pero sirvieron para definir el carácter de la empresa e instalar los cimientos sobre los cuales fue construida.